miércoles, 4 de agosto de 2010

El Expresionismo Literal.

Se dice que el expresionismo literal tuvo su origen en tres etapas fundamentales: 1910-1914, 1914-1918, 1918-1925. En sus comienzos, abordó temas como: la guerra, el urbe, el miedo la locura, el amor, el delirio, la naturaleza, la perdida de la identidad individual, etc... Y los expresionistas de esta apoca criticaron la sociedad Burguesa y la represión familiar, moral y religiosa.
Pero, ¿Qué es el expresionismo? Hay quienes lo definen como un rechazo total de la figura humana elevada e idealista. A su vez, se puede proyectar como un romanticismo trágico. En el expresionismo el artista da un paso adelante, se coloca a sí mismo dentro de la materia con la que hará su obra.
El autor busca resaltar la esencia de las cosas, más no imitar la realidad ni buscar causas y hechos, sin importar si ésta se deforma y muestra más terrible y crudo; abordando temáticas que en ocasiones pueden parecer macabras, grotescas y/o siniestras.
El autor, se expresa con un tono épico, poético o exaltado, sin tener en cuenta la gramática, la lógica o la coherencia; haciendo así, que el lenguaje se convierta en crudo, concentrado o preciso.
Los expresionistas, ven el mundo como una prisión en la que no es posible encontrar la esencia de las cosas y por esto, dicen que hay que superar las barras del tiempo y el espacio para encontrar una realidad más expresiva.


Publicado Por: María José Mojica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario